22 de agosto de 2017

CRECER

Se puede crecer juntos
si somos aire limpio en pasos fatigados
o lluvia que fecunda fantasías,
si despejas la niebla cuando llegan la tarde
y los espacios miopes,
si dejas esquiar al otro en su ventisca,

si tu templo visita el corazón amigo
y en cada rezo huelen las palabras
como frutas maduras,
si los sueños vigilas en todos sus detalles
y con ellos mejoras
los senderos cerrados,
los mediocres afanes del futuro.
Porque el amor es físico,
crecer es movimiento,
generación de sed imprevisible.
Se puede crecer juntos como un puente incendiado
si empujas el tramposo vacío y todo alcanza
nuevo calor e intenso colorido,
aunque no exista euforia ni verdad
pero sí la pasión,
si el desafío aceptas de vivir
sin pensarte acabado
o darte por vencido.

No es cambiar de tamaño,
crecer es atreverse a construir ciudades.


18 de agosto de 2017

ACABO DE ESCRIBIR TU NOMBRE, AMOR

Acabo de escribir tu nombre, Amor,
sobre la roca roja
de mis sueños eróticos.
Los llena del color y del deseo
que la calle limita,
aunque tú no lo sepas
y todavía tus pasos
sólo cambien la lluvia y mi mirada.

Evanescentes, cabizbajas,
desposeídas
las luces del semáforo
recogen los vaivenes de la melancolía
que se quema en mis párpados.


15 de agosto de 2017

LA ROCA ROJA

Al borde de la calle una línea amarilla,
gruesa marca los límites del sueño.

Tú estás en la otra acera sembrada de colores,
arco iris que acaba de salir
tras el húmedo aliento de la lluvia.

Veloz pasa el deseo los semáforos,
incómodos semáforos en rojo,
como un anciano ciego
que perdió para siempre su lugar
y busca su bastón desesperado.

Dormido en el sofá, los párpados cerrados,
se adensan los colores en mis ojos
como en la roca roja de Paul Cézanne.


11 de agosto de 2017

NO SON COSAS DE AZAR

No son cosa de azar
los cambios de color en el paisaje,
los verdes y amarillos que derramas
con tintes de la tarde
y planean sutiles como frágiles
alas en un marfil de mariposas.

Sin temor a perderme quiero ser

en el recién nacido y en el perro
de El abrazo de Amor de El Universo

de Frida Khalo,

la mítica pureza en ideograma
que armoniza la vida con la muerte.


6 de agosto de 2017

TE SIENTO AGAZAPADO EN EL VIENTO SALOBRE

Te siento agazapado en el viento salobre
escondido entre la ropa tendida
y las ramas podadas del almendro.
De humedad me rodeas, del color de una danza
de múltiples insectos.
Sin banderas me aguardas tras los ojos
hambrientos que patean las arenas.
Lejos de ti la sangre no circula,
solamente transita el sudor de las sombras,
las invasivas olas de la nada.

No obstante, me pregunto:
¿es posible vivir lejos de ti?