3 de diciembre de 2016

DIALOGO CON LOS PÁJAROS

A las ocho dialogo con los pájaros
que buscan aposento en la espesura,
un ruido que contrasta
con el duro silencio del asfalto,
de las sombras entrantes.
No sé si solamente me expresan su cansancio
o acaso solicitan motivos para un sueño.

Lentamente se encienden las lámparas solares
que guardan el jardín de los malentendidos.
Las palabras se acuestan en la hierba,
son graves, como notas desplomadas
de un concierto. Confirman, sin embargo,
que alguien puede vivir este diciembre
con la levedad frágil de las aves.

No son sólo palabras de una noche de invierno
donde la mar se encoge.
La mar no tiene peces para llenar mis redes
que arrastran las cenizas de la luz,
un cielo oscuro.
Sobre mis pies desnudos los pájaros mantienen

su pulso con la muerte y con su entorno.

28 de noviembre de 2016

DESNUDEZ DE OTOÑO

No pido aclaraciones,
las palabras no son agua de lluvia
ni tierra removible.

Se puede ser feliz seguramente
si el deseo se extingue,
si la vejez me llega como grúa
que me llena de polvo,
si el monte dilapida su liviandad de pájaro,
si vacía la noche su opacidad en mi sueño
y la luna se viste de un silencio cobrizo.

Pasarán las palabras y las aclaraciones,
quedaré tan desnudo como siempre
sosteniendo el otoño.


25 de noviembre de 2016

MI MANO BUSCA ANSIOSA TU COSTADO

Ambiguos son los ruidos en la noche vacía
quebrada únicamente
por ladridos de Nuba.
El aire juega a ser las alas de los pájaros
dormidos y la luna tras las nubes
una caja de sombras.
Ya no bajan los sueños
por sus antiguos cauces.

Mi mano busca ansiosa tu costado.

Donde antes ardía la leña del olivo
hoy solamente tiento el ritmo entrecortado

de tu respiración.

22 de noviembre de 2016

COMO NOTAS DE LUZ PRIMERA

Cualquier palabra
no vale este noviembre,
aunque parezca nieve en su textura.

Yo deseo una palabra que me deje desnudo,
que me riegue por dentro
como el río que baña mi ciudad.
Yo codicio la voz que atesora la nieve
mendiga de la luz en el Veleta
y llega desgajada, azul y mansa,
igual que un pentagrama fugitivo.

Como notas de luz primera
vertidas en mis venas
preciso tu palabra de amor este noviembre.


19 de noviembre de 2016

ALÉJATE CONMIGO CUANTO QUIERAS

Ni Dios conoce qué me pasaría
si tú te fueras.

Por el camino abajo mis pensamientos van
perdidos todavía.

Aléjate conmigo cuanto quieras,
aunque del vivir sea.

Con la necesidad
en tus ojos, que ves y sabes de los míos.